HISTORIA

Un lugar único dentro de la D.O. San Antonio. Un anhelo  de larga data y un espíritu emprendedor, configuraron el escenario perfecto para cumplir el sueño de la familia Matetic: Producir grandes vinos en el Valle del Rosario.

La historia de Matetic Vineyards, comienza en el año 1999, es entonces que la familia Matetic, liderada por Jorge Matetic, miembro de la cuarta generación en Chile, se impone el desafío de plantar Syrah en una zona de clima frío, convirtiéndose en un proyecto pionero y abriendo una nueva categoría de Syrah en el país.

Confiados en las espectaculares condiciones dadas por la influencia del Océano Pacífico y los antiguos suelos graníticos del lugar, Matetic Vineyards, se propuso una gran meta: Transformarse en un referente de los vinos de clima frío, enfocados en la calidad y excelencia,  creando vinos que mostraran el gran potencial del Chile costero.

Para conseguirlo,  se formó un equipo con los mejores profesionales, tanto de Chile, como del extranjero, incluyendo a los californianos Alan York como asesor en agricultura biodinámica, Ken Bernards como enólogo asesor y Ann Kraemer como viticultora. Todo esto, con un claro objetivo: Elaborar vinos de la más alta calidad, practicando una agricultura orgánica y biodinámica, para mostrar al mundo vinos nacidos  de una filosofía que respeta el medio ambiente.

En la actualidad Matetic Vineyards cuenta con 150 hectáreas de viñedos costeros plantados con variedades de clima frío;  exportando a más de 30 países de todo el mundo. Manteniendo los principios que guiaron los inicios del proyecto, con un equipo comprometido y apasionado por producir vinos auténticos, que reflejen su origen en la costa de San Antonio y Casablanca. Este permanente esfuerzo ha sido ampliamente reconocido por la prensa especializada y por quienes  más nos importan, nuestros consumidores.